Categoría: Ocio

La Ruta de Foxo do Lobo

El senderismo de la zona  de Concello de Riós está cobrando especial relevancia en los últimos tiempos, y una de sus rutas estrellas es la del Foxo do Lobo. Su punto de partida es el Pueblo de  Pedrosa, donde también tiene su final, y su longitud es de 4 Km, situada en plena Sierra de Urdiñeira.

Debe su nombre a la construcción medieval que se encuentra en ella, y que se convierte en su principal atracción. El Foxo do Lobo fui construido por los pastores de la zona allá por el siglo X, y hasta el siglo XV se utilizó como un parapeto donde reunir el ganado y defenderlo del ataque de los lobos que abundaban por la zona. La construcción tiene forma de V, y aunque dejó de utilizarse con el paso del tiempo, hoy ha vuelto a la actualidad gracias a su reconstrucción, y para dar mayor credibilidad a la carga histórica del lugar.

La región está recibiendo múltiples visitantes, interesados no sólo por las bellezas naturales de la zona, sino también por encontrar muestras de la historia antigua de la provincia de Orense, y por ser un lugar perfecto para deportes como el senderismo, ya señalado, y también el trekking, actividad que hace que varias empresas dedicadas a ella se hayan interesado por la morfología del lugar. En cualquier caso, uno no puede dejar de admirar los paisajes del lugar, que agradan al turista simplemente a la vista, más allá de tener otros intereses con fines lúdicos.

La propia Xunta de Galicia se encuentra muy satisfecha con este proyecto de recuperación del Foxo do Lobo, que aunque se ha producido lentamente, cada vez está más cerca de llegar a su fin. De hecho, sería un estupendo hecho que culminaría justo en el año en el que se celebra el Año Europeo del Patrimonio Cultural, y la Comunidad se verá bastante beneficiada con ello.

Cómo divertirse si visitas Riós…

Durante varios posts hemos hablado de las diferentes características de esta tierra de Riós, esperando tomar en cuenta todas sus particularidades especiales que pueden hacerla atractiva a todo aquél que piense venir por aquí. Su gastronomía, su herencia cultural, su economía, sus fiestas… todo un compendio de los rasgos más significativos para atraer a los visitantes, esperando que queden tan encantados como los que ya vivimos aquí.

De cualquier forma, hay que reconocer que para los jóvenes no es precisamente el lugar más atractivo para hacer turismo. Mucha culpa de ello la tiene, precisamente, la poca cantidad de gente joven que hay por la zona, y por ende la poca oferte de ocio que se le ofrece tanto a los que ya viven aquí como a los potenciales turistas que pudieran estar interesados. No es que por estos lugares se vea fiestas universitarias, ni discotecas a pleno rendimiento, ni siquiera un mísero botellón, y eso lo saben muy bien los habitantes. No queda bien decirlo, pero por lo general nuestros chicos pasan mucho tiempo en casa, ocupando su tiempo libre en ver videos pornos; y aunque parezca increíble, son muchas las  chicas que hacen lo mismo, y que tienen como una de sus aspiraciones el poder convertirse en actriz porno, cosa nada extraña porque por aquí es una de las cosas más interesantes que se pueden hacer.

Es algo prioritario el poder cambiar esto, y una de las formas más sencillas es adaptar esos pocos entretenimientos de la zona al público de menos de 30 años, dándoles un aire distintos. Las fiestas tradicionales deben cambiarse para ir llamando la atención de todos, y programar actividades para distintas edades, respetando las formas de divertirse de cada una de ellas. Durante los meses de agosto y septiembre, son muchos los eventos que se celebran no sólo en Riós, sino en muchas localidades de la zona, y habría que aprovechar esto para atraer al público, sin distinguir entre edades.

Otro de los problemas es la despoblación, y no sólo eso, sino que los que aún quedan con una población bastante envejecida. Por eso, es importante atajar también este problema, y buscar atractivos que hagan que la repoblación se vaya haciendo poco a poco, pero sin pausa. Quizá sea difícil mantener un ritmo constante de visitantes todo el año, y mucho menos si se pretende que se vayan quedando a vivir en la zona, pero aprovechar ciertas épocas de fiestas o eventos para dar bombo y atraer a la gente joven de alguna manera sería posible.

Sería importante sin duda algo así, pues una vez que las personas entre 20 y 40 hubieran llegado hasta aquí y hubieran descubierto la belleza del lugar, algo que sin duda harían, entonces habría que trabajar en crear esas expectativas y esos puntos de interés. Y aunque parezca que las ofertas de trabajo e incluso las educacionales son importantes, que lo son, tampoco podemos dejar de lado el entretenimiento, que incluso podría ayudar a lo primero, y a la larga producir lo segundo. Si cierta cantidad de población joven es afín a venir aquí no sólo en épocas estacionales, sino como algo asiduo digamos semanalmente, a base de cine, conciertos o incluso un centro comercial, que no excluyera por supuesto otro tipo de comercios locales, quizá el interés en permanecer en la zona se le haría más atractivo. Claro que encontrar trabajo es importante, pero sin duda lo primero sería buscar a gente que llegara y no pensara en marcharse a la primera oportunidad, o que atraído por un empleo pero sin otros incentivos cerca estuviera dispuesta a irse en cuanto encontrara algo mejor en cualquier lugar (cosa que pasaría menos si además sintieran algún otro interés por permanecer aquí).

Queda mucho trabajo sin duda por hacer, pero de todas formas invitamos a todo el mundo a que nos conozca y aprecie nuestras bellezas naturales, artísticas y humanas. Es una pena que vivamos aquí pocas personas, pero garantizamos que las que lo hacemos estamos deseando que nos visiten, y no dudamos que apreciarán todas las bondades de nuestro entorno, por otra parte típicas y muy representativas de la zona de España en la que nos encontramos. Siempre serán recibidos con los brazos abiertos.