Categoría: Fiestas

La celebración de la castaña y el hongo

En Riós, la celebración del castaño y el hongo se celebra desde hace 11 años para mejorar estos dos productos típicos del otoño y la zona.

cartel.2010-697x1024

Durante dos días del primer fin de semana del mes de noviembre se celebran actividades culturales y gastronómicas; charlas informativas sobre castaños, concurso gastronómico de castaños y setas, concurso fotográfico y stands de exposición con productos artesanales de la zona, embutidos, carnes orgánicas, …

El festival termina con una comida de degustación popular, que el ayuntamiento organiza para estos dos productos, que año tras año cuentan con una gran asistencia de los comensales, tanto de los residentes del Ayuntamiento como de los extranjeros.

A Castaña

La castaña es el fruto del castaño, árbol de la familia del fago y del nombre científico castellano Sátiva. A lo largo de la historia ha sido uno de los alimentos más antiguos de la humanidad.

Algunas personas piensan que el castaño se introdujo en Galicia por los romanos, sin embargo, en la actualidad la hipótesis más aceptada, en base a estudios palinolóxicos, es que es una fruta nativa, formas silvestres y salvajes, ya que al pie de las fortalezas celtas ya tenían castañas, y que los romanos fueron quienes difundieron e introdujeron nuevas variedades de castaña dulce.

La mayoría de las castañas que fueron cosechadas en los bosques gallegos fueron arrojadas a las ollas, para secarlas. Todas las chimeneas gallegas tenían encima una vela; El techo de la cocina estaba hecho de cruces de madera separados a medio centímetro de ellos, dejando espacio suficiente para que subiera el calor y el humo, sin que se doraran las castañas. Las castañas secas son duras. Su sabor, como si fuera un dulce, es dulce y exquisito.

Estas castañas secas, que se conservaron sin problemas durante varios meses, se cocinaron, como si fueran patatas, fueron uno de los alimentos básicos.

Desde el siglo XVI con la llegada de las papas y el maíz provenientes de América, han dejado de ser uno de los alimentos básicos para convertirse en uno más.

El castaño se consume asado, cocinado con leche, en agua, en caldo o acompañando ciertas carnes. En la actualidad, la presencia del castaño está creciendo en platos elaborados con carne de caza y en dulces de alta cocina, destacando el “glacé marron”

Riós es parte de la región productora de castaño conso-frieiras, con una producción anual de alrededor de 2.000 toneladas. Dada la calidad y el calibre de las castañas en la región, hay demandas de todas partes del mundo.

Las variedades más comunes en Riós son: Famosa, Longal, Rojo y Piñeira, con las variedades más abundantes y famosas Longa y una Peña, las primeras en dar sus frutos.

La castaña tiene propiedades tónico-vasculares, reconstituyentes y también antiinflamatorias, por lo que son beneficiosas para la memoria. y muy indicado en casos de desgaste físico, depresión, problemas de próstata, venas varicosas y hemorragia.

Vellarrón

La máscara del Vellarrón, que está siendo recuperada por el ayuntamiento y las asociaciones culturales, representa un rostro humano, con orejas de garra, barba y bigote hecho con el de oveja negra. La corona está hecha con mimbre y papel (Veiga do Seixo) o tiras de tela (Castrelo de Cima) en colores. El vestido se completa con una camisa de felpa con un triángulo invertido y adornada con una especie de rosetas o flecos de tela que cuelgan sobre ella con cintas de colores; los pantalones están decorados con escamas de colores, en la cintura una tela y un aro. En las piernas: polainas de cuero.
No hace mucho tiempo, estas máscaras salieron en grupos para pedir dinero o más bien bebidas con qué hacer después de una comida para el grupo. vellarróns acompañan otros personajes les gustaría mujer Madama vestido con ropa elegante y el hombre Farrangón disfrazados con ropa vieja y con el rostro cubierto, que era el encargado de recoger los regalos de Navidad que dieron los residentes.

VELLARRON
El vellarrón, mientras hacía sonar las campanas que llevaba en la cintura, con un zorregando sería “naufragio” similar a un centro comercial, las canciones se encuentran en las calles a su paso. La gente decía: viejo, viejo, de terciopelo, ¡pon el dinero en el bolsillo! Para que ahorre el dinero que algunos le dieron.
De acuerdo con la cuenta Xosé Rguez. Cruz, investigadora de las tradiciones y costumbres del Sureste de Ourense, (Huellas sobre indumentaria tradicional en el sudeste de Ourense, Ed. Diputación de Ourense, 2004)

Otro de los trajes de carnaval en Castrelo de Cima fueron las visitas y las danzas de las mariposas.

Vestidos con bufandas, mantas o cualquier ropa vieja, las llamadas mariposas iban de casa en casa, lo que les permitió donde bailaron en medio de chistes y se volvieron a continuar su baile en la calle y luego otra casa, e incluso a su vez todo el pueblo.

A Queimada

“LA QUEIMADA” de Castrelo de Cima recupera una tradición que siempre ha estado en la zona. Es una fiesta nocturna, que se celebra cada 9 de septiembre en un entorno rodeado de castaños. La luminosidad del brandy encendido en la olla y la recitación de los caracoles le dan a esta ceremonia un aire mágico.

Es una fiesta en la que participan todas las personas del pueblo, a la que acuden personas de toda la región e incluso del vecino Portugal.

Desde sus inicios, en 1975, el festival está dedicado a un tema o motivo diferente en cada edición: las antiguas chimeneas, las tabernas de la ciudad, el viñedo, los vikingos, el mundo medieval.

La gente del pueblo es quien prepara todos los actos que se celebran en la noche de la quema. Esta festividad hace que los emigrantes y los residentes de la aldea se unan en estos días.

La Queimada está hecha con las especias de la zona, de gran calidad y calidad. Cualquiera que vaya a Castrelo de Cima esta noche será invitado a tomarse quemado y besado.